La frescura de los alimentos en la refrigeración

Cuántas veces nos ha quedado un poco de comida y preferimos ingresarla al refrigerador. Esta es una costumbre que la mayoría pone en práctica, sin conocer que algunos alimentos no se recomienda mantenerlos a temperatura baja.

A continuación, te damos a conocer una breve, pero importante lista de productos que podés refrigerar y cuáles no.

Sí, refrigeralos:

Productos como el pollo, los huevos, quesos, productos derivados de la leche, mermelada y aderezos (una vez abierto el empaque) tienen que refrigerarse.

Pollo (Aun estando cocinado): es uno de los productos que debe estar siempre en refrigeración. Desde que se compra hasta que llegue el momento de proceso culinario. Lo más recomendable es tenerlo a una temperatura no mayor de 10°, ya que el exceso de congelación influye a que pierda su sabor y nutrientes.

Huevo: según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) este producto corre el riesgo de ser infectado por la bacteria de la Salmonella cuando se tiene varios días de estar guardado.

Productos derivados de la leche (crema, queso, mantequilla, opcional): la mayoría de estos productos están propensos a que crezcan bacterias y adelanten su tiempo de consumo. Se recomienda no tenerlos por más de dos horas fuera de refrigeración, según la administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés).

Mermeladas y aderezos: Por lo general este tipo de alimentos deben ser preservados en lugares frescos o refrigeración una vez han sido abiertos.

Sin embargo, hay ciertos tipos de alimentos o vegetales que no pueden guardase bajo refrigeración, debido a que su mejor conservación es mantenerlas a temperatura ambiente. Este tipo de productos pueden llegar a ser las cebollas, pan, papa o aguacate.

Cebollas: varias personas creen que este tipo de alimentos deben ser guardados en la refrigeradora, pero el tenerlas a una temperatura demasiado fría, solo hace que desarrolle moho y se ablanden teniendo muy poco tiempo.

Pan: guardarlo bajo refrigeración hará que se envejezca más rápido, sin poder disfrutar de sus nutrientes a mayor escala. Lo más recomendable es dejarlo a temperatura ambiente dentro de su empaque original.

Papa: corren el riesgo de perder su verdadero sabor y su valor nutricional, especialmente con el almidón, cuyo componente se convierte en azúcar una vez estando en refrigeración. Mejor, dejalas en lugar con temperatura ambiente, alejadas de mucho calor o frío.

Aguacate: depende del propósito de conservación que tengas con esta fruta. Si deseas consumirlo a la brevedad, no es recomendable que lo ingreses al refrigerador porque tardaría un buen tiempo para que madure. En cambio, si preferís disfrutarlo a la brevedad, te recomendamos envolverlo con papel periódico para que madure rápido.

Ahora que sabés estos importantes datos, te invitamos a ponerlos en práctica cuanto antes, para disfrutar todos los nutrientes y frescura de tus alimentos.