La sopa de pollo y sus propiedades curativas

La sopa de pollo y sus propiedades curativas

Cuantas veces escuchábamos desde pequeños que las abuelitas recomendaban la sopa de pollo para sanar cualquier dolencia. Este delicioso y nutritivo platillo contiene propiedades curativas que quizás pocos conocen, pero nosotros te los contamos en esta edición.

sopa

La ciencia tiene una respuesta que respalda este sano consejo de las abuelas. Un estudio de la Universidad de Nebraska de Estados Unidos, reveló que la sopa de pollo dificulta el movimiento de unas “células del sistema inmune llamadas neutrófilos, que acuden a los lugares infectados y liberan enzimas que no solo destruyen virus y bacterias, sino que también fomentan la liberación de mucosidades y atacan a células del propio organismo, provocando la inflamación de los tejidos”.

La sopa de pollo ha sido recomendada principalmente para enfermedades como la gripe y resfriados, donde los pacientes pierden ciertas cantidades de electrolitos y entran en un estado de debilidad.

El pollo contiene un aminoácido natural llamado acetil cisteína que toma mayor relevancia al preparar la sopa de pollo. Según algunos especialistas de la medicina, esta sustancia tiene un gran parecido a la acetilcisteína que es recomendado en casos de bronquitis e infecciones respiratorias.

Para que la sopa de pollo esté completa de nutrientes se le debe agregar verduras verdes, ajos y cebolla como principales ingredientes que la hacen un excelente antiinflamatorio para aliviar dolores de garganta y disminuir los síntomas del resfriado y la gripe.

sopa 2