Cuatro alimentos que no debés consumir al caducar

La fecha límite de consumo de los alimentos garantizan su calidad y salubridad. Por ende, cuando un producto llega a su fecha de vencimiento, lo recomendable es no consumir al caducar.

Aún teniendo una apariencia limpia y sana, los productos vencidos provocan malestar en el cuerpo. Debido a  la presencia de bacterias y hongos.

En este blog, te presentamos 4 alimentos, que debés de comer antes de su fecha de vencimiento.

Evitá comer al caducar

1. Embutidos

Los embutidos como salchichas, jamón o chorizo, deben ser consumidos antes de su fecha de vencimiento. Para evitar que se produzcan alteraciones en su composición, tales como sabor y olor.

Si los antioxidantes son insuficientes en nuestra alimentación, pueden desencadenar el riesgo de padecer enfermedades degenerativas.

También te puede interesar leer: Tips para mantener tus vegetales y hierbas frescas en todo momento

Lo más recomendable es ingerirlos en la primera semana de haber abierto su empaque.

2
3

2. Queso

Dura muy poco tiempo en condiciones óptimas. Es por eso, que se debe  consumir en los primeros días de su compra. Sino te recomendamos mantenerlo bien refrigerado.

Debemos consumir el queso antes de que se oxide y el moho empiece a invadirlo. Es propenso al desarrollo de bacterias que provocan serios problemas digestivos.

3. Huevos

Ingerirlos en mal estado puede provocar síntomas muy molestos.  Lo ideal es mantenerlos a una temperatura inferior a los 5 grados. Por eso, debés consumirlos antes de los primeros 21 días.

Leer también: ¿Cómo identificar la frescura del pollo al comprarlo?

Aunque son deliciosos y nutritivos, hay que darle una cocción segura antes de lapso de consumo. Una de las principales consecuencias de ingerir huevo en mal estado es la infección intestinal.

4
EDIT

4. Pollo

Es uno de los alimentos que no debe faltar en la mesa de las familias nicaragüenses. Su aporte en proteínas y aminoácidos lo hace esencial, para el buen funcionamiento del organismo.

Por eso, debemos tener estrictas medidas higiénicas al momento de prepararlo y conservarlo. Lo esencial, es almacenarlo en un lugar fresco, libre de bacterias y evitando que se exponga a temperatura ambiente.

Es importante que prestemos atención no solo a las fechas del producto. También a las instrucciones de conservación y uso que viene en el empaque.

Otro tip importante, es fijarnos en la fecha de caducidad desde el momento que se toma el producto en el stand de los supermercados. Para así evitar que los alimentos se desperdicien.