Descongelar el pollo

No tiene porqué ser una tarea difícil

Existen varios métodos para descongelar el pollo, acá te aconsejamos cómo aplicarlos correctamente:

Dejarlo en la refrigeradora:

Necesitás sacarlo del congelador con cierta anticipación y mantenerlo en la parte inferior de la refrigeradora, donde irá descongelándose e incluso podrá quedarse ahí un par de días más sin ponerse en mal estado.

Descongelarlo con agua:

Basta con colocarlo dentro de una bolsa sellada, en un recipiente con agua fría (evitá meterlo directamente bajo la llave para evitar bacterias).
Nunca lo hagás con agua caliente y procurá cambiar la misma cada 30 o 40 minutos.

Microondas:

No es el más recomendado, pero puede funcionar en apuros. Debés verifcar cada pocos minutos y mover constantemente las piezas para evitar que se cocinen en el microondas.